Llegó el frío a nuestro querido tropiconce y el olor a leña ya se siente en las calles.

El uso incorrecto de la LEÑA HÚMEDA trae consigo enfermedades respiratorias, lo que es un verdadero problema para nuestros amigos asmáticos :(

La buena noticia es que el Consejo Nacional de Certificación de Leña (CONACEL), publicó que en el Gran Concepción existen tres proveedores de leña certificada:

proveedores
Fuente: CONACEL

Lo más importante del uso de leña certificada es que contribuimos al cuidado de nuestro planeta y no nos exponemos a multas.

Porqué insistir con el uso de la leña certificada

✔ Garantiza que está seca. Al estar seca, tiene un contenido de humedad inferior al 25%, que hace más eficiente la combustión, genera más calor, permite ahorrar en volumen y reducir la contaminación del aire.

✔ La compra de leña por kilo, canasto o saco, tiene su equivalencia en metros cúbicos, lo que facilita la comparación de precios independiente de la unidad que se utilice.

✔ La boleta o factura entrega información sobre las principales características del producto, como volumen, contenido de humedad, etc. Lo anterior protege al comprador como consumidor, según la legislación administrada por el SERNAC.

Sea un buen Penquista 

✔ Si no quiere contaminar a sus vecinos, instale el cañón a 1,5 metros de altura desde el techo.
✔ Encienda la estufa con no más de dos o tres palos de leña.
✔ No haga durar el fuego cerrando las entradas de aire.
✔ Mantenga limpias las estufas y el cañón porque se puede obstruir el hollín y disminuir el tiraje afectando la combustión.

Si necesitas más información puedes consultar la página web de CONACEL y así seguimos cuidando de Conce.